Mi foto
No tenía fuerzas para rendirme, así que decidí emprender activamente una búsqueda eidética -es decir, de lo esencial- como alternativa empírica al estilo de vida occidental que tanto había llegado a hastiarme y que tan dramáticamente había reducido el ratio de aprendizaje por unidad de tiempo en mi vida. Pensé que el cambio que afrontaba merecía un decorado literario, y de ahí el blog. En él reflejo pensamientos, reflexiones y emociones que he vivido durante mi estancia en Tanzania enseñando inglés y suajili a niños de preescolar en un colegio rural de la organización Born To Learn, y actualmente en la India colaborando como profesor de francés para la Professional School of Foreign Languages de la Fundación Vicente Ferrer. Mi objetivo cabe en una palabra: Compartir.

domingo, 3 de mayo de 2015

Ganador de ciclotimias


Me das pena, ganador. No estás en un podio, iluso desequilibrado, se llama péndulo. ¿Escuchas ese ruido? No es la masa aclamándote, es tu ego atragantándose. ¿Cómo crees que vas a digerir esto que llamas victoria si no tienes intestino? Marcará tu reloj de péndola el momento en que vuelva el invierno asesinando flores a tu jardín, y volverás a creer que es ganar lo que en realidad no es más que no perder. 

¿Otra vez celebrando que volverás a caer? Señor bucle, enhorabuena por volver a empezar a descender. ¿No te cansas de tanta amnesia? ¿De verdad te gusta sembrar nostalgias de la nada en un álbum de fotos retocadas? ¿Crees que te reconocerás, ectoplasma laureado?

Cariátide de sentidos, ¿qué templo pretendes soportar, si el peso que sientes es el de la vacuidad? ¡Olvídate!, no puedes controlar las correas de tu éxito de polea. Nunca entenderás que ganar es no participar. El verdadero afán de superación es el del abandono.

Ganador, apologeta del absurdo, criador de columpios, niñato por educar, no hay centrum en tu mundo de amorfa simetría. Ven, cuando te canses del vaivén, y empezaremos a conquistar de verdad. 

1 comentario: