Mi foto
No tenía fuerzas para rendirme, así que decidí emprender activamente una búsqueda eidética -es decir, de lo esencial- como alternativa empírica al estilo de vida occidental que tanto había llegado a hastiarme y que tan dramáticamente había reducido el ratio de aprendizaje por unidad de tiempo en mi vida. Pensé que el cambio que afrontaba merecía un decorado literario, y de ahí el blog. En él reflejo pensamientos, reflexiones y emociones que he vivido durante mi estancia en Tanzania enseñando inglés y suajili a niños de preescolar en un colegio rural de la organización Born To Learn, y actualmente en la India colaborando como profesor de francés para la Professional School of Foreign Languages de la Fundación Vicente Ferrer. Mi objetivo cabe en una palabra: Compartir.

domingo, 15 de junio de 2014

33 infinitivos, 3 presentes de indicativo


Ir en moto a 300 Km/h, tirarse en paracaídas, hacer parapente, enamorarse hasta el tuétano, arrancarse el desamor a tiras y sin anestesia, mentir para hacer feliz a alguien, saltar desde un puente a un río de fondo desconocido, pensar en saltar desde un puente sin río, no replicar un áspero insulto directo y público, aprender lenguas nuevas, resolver ecuaciones diferenciales, entender que i es un número complejo inexistente que simplifica el entendimiento de lo que existe, perderse en la infinitud del Universo y en el átomo infinitesimal, ser admirado y odiado, y perdonado, renegar de Dios y resucitarlo por la necesidad de tener algo de lo que renegar, destrozar un cristal con el puño, acariciar el hocico de un perro recién nacido con la misma mano, lamer el plato, resbalar en el barro, boxear y quitarse las legañas con los guantes puestos, contundir y curar a la vez, entregarse regaladamente y robar descaradamente, romperse un hueso como se troncha un palo, gritar con la vena del cuello, meditar, amar con sexo y con sexo decir que no se ama, preguntar el nombre al final, leer el Quijote diez veces, no poder evitar tener un pasado, mofarse del tiempo...

Confieso que he vivido. 
Afirmo que a veces me ha aburrido. 
Preveo una apasionante ausencia de futuro por delante. 

4 comentarios:

  1. Querido, de lo mejor que te he leído...
    ya ves, ese presente continuo que nos ata y nos enamora y se nos vuelve indispensable porque, sin él, la vida sólo tiene pasado y futuro y eso no nos conviene para ser felices, para luchar o para intentarlo.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Jose Antonio Hoyos Castañeda, como olvidas que te has "endrogado" con el bálsamo de fierabrás y que has dormido al raso una noche a -10ºC y no haber muerto congelado por "ser de Burgos"...siguiente, sapo humano, veka!

    ResponderEliminar
  3. LO que de común tiene el pasado con el futuro, es ese presente continuo del que hablas, verifico por tus palabras que compartimos fluido vital de la Marca HOYOS,admirado primo " Que la vida te Atalante " Abrazos grandes desde Donosti, Sabes que tu hermana es paisanuca mía, y que aquí tienes hueco en mi corazón y en mi casa, te lo digo por si pudiera entrar dentro de tus Apetencias, una vez aburrido de la inabarcable India.
    Se despide tu primo Txiki Sanchez-Almadén HOYOS, con un hasta luego.

    ResponderEliminar