Mi foto
No tenía fuerzas para rendirme, así que decidí emprender activamente una búsqueda eidética -es decir, de lo esencial- como alternativa empírica al estilo de vida occidental que tanto había llegado a hastiarme y que tan dramáticamente había reducido el ratio de aprendizaje por unidad de tiempo en mi vida. Pensé que el cambio que afrontaba merecía un decorado literario, y de ahí el blog. En él reflejo pensamientos, reflexiones y emociones que he vivido durante mi estancia en Tanzania enseñando inglés y suajili a niños de preescolar en un colegio rural de la organización Born To Learn, y actualmente en la India colaborando como profesor de francés para la Professional School of Foreign Languages de la Fundación Vicente Ferrer. Mi objetivo cabe en una palabra: Compartir.

viernes, 18 de abril de 2014

Vivo en la quinta dimensión


África es un contenido con nombre de continente que limita al norte con un continente sin contenido, al sur con el sexto, al este con un guepardo, al oeste con un baobab, abajo con los orígenes del hombre, y arriba con el pico Uhuru del Kilimanjaro, desde donde es fácil escuchar roncar a Dios. 

África es una mujer intratable tan bella que es imposible dejarla por el pánico que produce imaginarse no volver a hacer el amor con ella nunca más. 

Es la expresión más rica y caleidoscópica de la dignidad y trapío que la pobreza descalza puede tener cuando se pone un vestido de colores. 

Hay leones copulando en los ojos de las mujeres africanas, y sus miradas tienen garras que, si te dejas, pueden despedazarte hasta que no quede de ti más que sensación pura. 

Aquí las cabras viajan en lo alto de camiones cisterna, las gallinas van a la escuela, los monos cruzan la calle, los autobuses son latas de humanos y los trenes son una máquina del tiempo. Las vistas de la naturaleza no son vistas, sino algo que te mira a ti y hace que te veas por dentro, y el color del África negra no es el negro sino el blanco, porque sólo en el blanco están todos los colores. 

Es poesía autocontenida porque la única metáfora que tiene es ella misma. 

África es la quinta dimensión.

3 comentarios:

  1. He tenido que leer tres veces esto:"Es la expresión más rica y caleidoscópica de la dignidad y trapío que la pobreza descalza puede tener cuando se pone un vestido de colores." y más aún sabiendo que el blanco es el inverso del negro y es éste el que reune a nivel cromático la reunión de todas las frecuencia que a nivel visual es el cocktail de todos los colores...
    Ni quiero pensar como describirás al africano :-)

    ResponderEliminar
  2. Jose , Fernoso te cuenta que ha tenido que leer tres veces una frase,( brillante por cierto : ) , pues yo te digo que te requeteleo en mis días y solo me sale decirte; que hermoso escribes, que hermoso escribes y que requetehermoso te espresas.
    Besos, muchos!
    gracias por compartir .

    ResponderEliminar
  3. Había leído sobre África, la había mirado, fotografiado, escuchado, sentido y amado cada vez que he estado allí, pero nunca, nunca ,había leído nada ni parecido para describirla, y yo, que la amo con todo mi corazón , sólo puedo darte las gracias por este regalazo, cuánta belleza ��

    ResponderEliminar