Mi foto
No tenía fuerzas para rendirme, así que decidí emprender activamente una búsqueda eidética -es decir, de lo esencial- como alternativa empírica al estilo de vida occidental que tanto había llegado a hastiarme y que tan dramáticamente había reducido el ratio de aprendizaje por unidad de tiempo en mi vida. Pensé que el cambio que afrontaba merecía un decorado literario, y de ahí el blog. En él reflejo pensamientos, reflexiones y emociones que he vivido durante mi estancia en Tanzania enseñando inglés y suajili a niños de preescolar en un colegio rural de la organización Born To Learn, y actualmente en la India colaborando como profesor de francés para la Professional School of Foreign Languages de la Fundación Vicente Ferrer. Mi objetivo cabe en una palabra: Compartir.

domingo, 23 de marzo de 2014

Antes. Ahora


Antes vestía de traje y corbata porque si no mi mensaje perdía credibilidad. Ahora mi mensaje es tan creíble que puedo vestir como quiera. 

Antes me paseaba con una elocuencia prostituida cuyo proxeneta era la venta. Ahora, como no vendo nada, sino que lo regalo, tengo un discurso libre. 

Antes mi herramienta matemática era un ordenador. Ahora son los dedos. 

Antes daba la mano con una mueca impostada e invitaba a comer a sitios caros con el fin de convencer. Ahora sirvo comida barata a niños sonrientes que me convencen cada día de que la felicidad no viste de traje. 

Antes competía para ser el primero, ahora compito conmigo mismo para no competir. 

Antes mi sueldo llegó a rondar los 100.000 Euros anuales. Ahora no llega a los 100 Euros mensuales. Las cuentas están claras: estoy unas 1.000 veces más contento. 

Antes llevaba un maletín lleno de pequeñas y grandes mentiras para mezclar con medias verdades con las que pescar alguna voluntad. Ahora corro desnudo por la playa. 

Antes... Ahora... ¿Qué estaré haciendo cuando este ahora pase a ser un antes
Antes me preocupaba no saber la respuesta. Ahora...

5 comentarios:

  1. En tú caso no se cumple el dicho de: "Cualquier tiempo pasado fué mejor..." y eso está bien.
    Me alegro de tú felicidad amigo, (que no significa que "Antes" no lo fueras, sino que "Ahora" lo eres mucho más...).
    James.


    ResponderEliminar
  2. Muchas veces me han preguntado que es la felicidad, para mí es una sensación que nunca he sabido explícitamente traducirla en forma de palabras,. Tu : "Ahora corro desnudo por la playa" está anotado en mi libreta , pegadito-muy pegagito, a la palabra Felicidad.
    Me acabo de acordar....Daría la mitad de mi cabellera de rizos por bichear en tú "libretilla".
    besos , muchos!!

    ResponderEliminar
  3. Las cuentas están claras...!! Me ha encantado!! Me alegro de haber sido testigo de esa felicidad y de haber podido compartila contigo. Vivamos el Ahora!! =)
    (kila siku ninakumbuka nyinyi)

    ResponderEliminar
  4. Tu felicidad es la mía, amigo. Asante sana!

    ResponderEliminar
  5. En la vida que nos toca vivir a los que seguimos sin poder correr desnudos por oficina,...nos entristece pensar que nuestra careta del "Ahora" no es la que quisieramos, pero al menos nos queda el remedio de cerrar los ojos e imaginarte en bolas por un riachuelo tanzano ;-)

    ResponderEliminar