Mi foto
No tenía fuerzas para rendirme, así que decidí emprender activamente una búsqueda eidética -es decir, de lo esencial- como alternativa empírica al estilo de vida occidental que tanto había llegado a hastiarme y que tan dramáticamente había reducido el ratio de aprendizaje por unidad de tiempo en mi vida. Pensé que el cambio que afrontaba merecía un decorado literario, y de ahí el blog. En él reflejo pensamientos, reflexiones y emociones que he vivido durante mi estancia en Tanzania enseñando inglés y suajili a niños de preescolar en un colegio rural de la organización Born To Learn, y actualmente en la India colaborando como profesor de francés para la Professional School of Foreign Languages de la Fundación Vicente Ferrer. Mi objetivo cabe en una palabra: Compartir.

miércoles, 1 de enero de 2014

Desde, hasta...


Desde que viajo en alfombra mágica no tengo edad ni siento fronteras. 
Desde que sé que la luz blanca es de colores veo a todos los hombres en cada hombre. 
Desde que sé sumar he aprendido que todo más yo siempre da uno
Desde que creo en mí cuido de Dios como si fuera un bebé. 
Desde que río por dentro no tengo humor para enfadarme.
Desde que no tengo miedo me veo en las flores y en las abejas, y en el polen, y en el majestuoso vuelo del feo marabú.

Hasta que ya no haya alfombra, ni luz, ni suma, ni yo, ni risa, ni miedo, ni tiempo; hasta que me convierta en átomo eterno... seré momento en el Universo.

2 comentarios:

  1. Desde que abro tu blog sonrío; como una nena que espera una sorpresa en forma de palabras
    Desde que te leo me has hecho adicta a tus reflexiones
    Hasta ahora, no me había dado cuenta que llevo mucho tiempo riéndome por dentro
    Gracias por ayudar a descubrirme ,
    Besos, muchos , Universo

    ResponderEliminar
  2. Me despierto y hablo con tu blog porque hoy soñé con Tanzania, íbamos a darte una sorpresa en un viaje fantasma y te encontramos capitaneando un barco en el que recorrias pueblos para dar de comer y enseñar a los más desfavorecidos...sé lo absurdo de este barco en el sitio donde estás, y tampoco sé por que mi mente me trasladó en su letargo a tu pais.
    Cuando empezamos a ser adultos, nos obligó el racionio a cambiar el arcoiris por el espectro y a evitar continuamente una sonrisa en el trabajo, metro,...pero lo importante es seguir con esa sonrisa dentro aún cuando tengamos la careta de profesional serio, y reirnos de lo que hacemos.
    Pero con ilusión, no como los politicos

    ResponderEliminar